BUSCAR EN GOOGLE Y EN EL BLOG DESDE AQUÍ MISMO

Google
 
Haz click aqui  para que este blog sea tu página de inicio usando explorer

EL CASTILLO DE VILLENA

Es un castillo señorial con soberbio torreón en la cumbre, que fue cabeza del marquesado junto con muchas poblaciones, tales como Alarcón, Albacete, Alcalá, Almansa, Belmente, Bugarra, Cotillas, Chinchilla, El Bonillo, etc...
Esto ocurrió desde 1.445 (en que Juan II concedió el marquesado de Villena a Juan Pacheco) hasta 1.476, en que el marquesado se levantó en armas contra su señor Diego López Pacheco.
Luego, los Reyes Católicos lo incorporaron a su Corona por haber defendido el marqués, en unión del rey de Portugal, los derechos de Juana la Beltraneja contra el trono castellano de Isabel la Católica.
El castillo de Villena muestra su gigantesca torre del homenaje, rodeada de cubos y murallas, y en su parte inferior dos bóvedas hispanoárabes. El recinto amurallado, ya muy derruido, es obra mora. Más castillo que palacio, se yergue altivo en la cumbre antedicha. En su baluarte se refleja igualmente el poderío del marqués de Villena y el favor hacia él, de Enrique el de las Mercedes, en 1.336.
De tal castillo gozaron, desde el siglo XIV, varios marqueses, entre ellos el turbulento Alfonso de Aragón, el literato don Enrique y el maestre de Santiago, Juan Pacheco. Esta fortaleza, de origen romano, fue poseída por los árabes y conquistada por las huestes de Jaime I de Aragón.
A primeros de agosto de 1.240 fue el infante de Aragón don Fernando, con máquinas pedreras, para su conquista y la del vecino castillo de Sax; conquista de ambos castillos debida, como la de otros valencianos, al auxilio poderoso de los caballeros Templarios. Los Templariosos se aprovecharon para la lucha secular contra los moros en España.
Tenemos que añadir que al tomarlo los Reyes Católicos se construyó doble muralla con doce torreones pequeños a su alrededor, de los cuales algunos perduran, aunque muy rebajados. También tuvo aljibe, más un profundo pozo. Las paredes de la gran torre son de 3 metros de espesor, en sus tres plantas superpuestas.
El recinto es de planta poligonal y dispone de torres cúbicas en los ángulos, excepto en uno, donde se localiza la torre del homenaje. El edificio está rodeado por una muralla jalonada por cubos. Las torres y los muros son rematados por almenas rectangulares. La torre del homenaje, de planta cuadrangular, es la estructura más característica del edificio y destaca y se eleva por encima del resto del conjunto. En los ángulos y en mitad de los muros dispone de garitas, que le dan a la construcción un aspecto más defensivo. En sus gruesos muros se obran algunas aperturas. Entre otros aspectos dignos de mención destacan, los diferentes sistemas para cubrir las estancias de la torre del homenaje. La primera planta se cubre con arcos de herradura que se entrecruzan. El segundo piso destaca por su curiosa cubierta con arcos enlazados. La tercera planta tiene cubierta de madera y la cuarta, vuelta de cañón. En la actualidad se encuentra en buen estado de conservación.

1 Comment:

  1. Mayte said...
    Enhorabuena,
    estáis haciendo un trabajo excelente.
    Soy villenera de pura cepa, y me he emocionado al ver como contáis con los pueblos vecinos.
    Seguid así,
    Un beso, de una seguidora
    Mayte

Post a Comment