BUSCAR EN GOOGLE Y EN EL BLOG DESDE AQUÍ MISMO

Google
 
Haz click aqui  para que este blog sea tu página de inicio usando explorer

El yacimiento está formado por dos nucleos muy diferentes: el poblado y el santuario.
En 1917 fue descubierto el yacimiento por Camilo Visedo (foto 1), aunque no fue declarado Monumento Histórico Artístico hasta 1931.
En los años 50 fue nuevamente excavado por Visedo y, tras su muerte, continuó el trabajo M. Tarradell.
Los principales materiales están depositados en el Museo Camilo Visedo, que lleva el nombre del principal excavador del yacimiento. De aquí proceden seis plomos escritos en alfabeto jónico e ibérico.
El plomo I (foto 3) es el contiene el texto más extenso y está escrito por las dos caras (A y B) en lengua ibérica utilizando escritura jónica y ha sido motivo de numerosos intentos de traducción. Fue hallado el 23 de enero de 1921 y estudiado por Gómez Moreno en 1922. Mide 171 mm x 62 mm con 1 mm de grosor.
El plomo II fue hallado en 1950. Esta constituido por un fragmento de 84 mm de largo con una anchura de 28-35 mm.
El plomo III fue hallado en las excavaciones de 1951 a nada menos que 11 metros de profundidad. Mide 97 mm de longitud y 27 mm de anchura. Incluye 6 o 7 caracteres y su estado deteriorado dificulta la lectura.
El plomo IV fue hallado en las misma campaña que el III, a 0,5 m de profundidad. Esta muy deteriorado y mide 40 x 49 mm. Incluye unos 23 caracteres en signatario ibérico levantino.
El plomo V, aparecido en una campaña en 1956, incluyendo una sola línea en signatario ibérico-levantino, con 7 letras.
El plomo VI utiliza alfabeto ibérico-levantino y procede de un hallazgo casual. Tiene forma arriñonada y está escrito por las dos caras. Mide 125 x 45 mm. La cara B parece incluir una operación aritmética.
El yacimiento también ha proporcionado interesantes terracotas (foto 2) y cerámicas ibéricas, y de importación (griegas, púnicas, campanienses). Se pueden observar restos de habitación, de planta cuadrangular, ordenados en largas filas.
En el extremo occidental se localizaron los restos del santuario, situado en la porción más alta, justo al lado del vértice geodésico. Allí se encontraron numerosos exvotos ibéricos en terracota.
Desde la zona del Santuario se puede observar la cumbre de la Sierra de Aixorta, que señala la salida del sol en los equinoccios, lo que para algunos astrónomos podría tener alguna significación.
En los años 80 y 90 un equipo de los museos de Alicante y Alcoy continúan los trabajos. En 1987 fue descubierta la necrópolis, que ha sido sistemáticamente excavada con el descubrimiento de 80 sepulturas, principalmente del s. IV aC. Los ajuares son de gran variedad y riqueza. Es de destacar la falcata de la tumba 53, con una preciosa empuñadura (foto 4), y que está depositada en el Museo Camilo Visedo. Se han revisado los materiales obtenidos, se ha topografiado (publicados por Recerques del Museu D'Alcoi, nº 1) y, con el descubrimiento de nuevas habitaciones (foto 5) en 1995, aumentado notablemente la superficie del asentamiento, que se estima en 5 Ha. La totalidad de la ladera de la solana está cubierta de restos de edificaciones que se adaptan a los niveles de la montaña.
No existen grandes restos monumentales, pero el entorno es evocador y las vistas magníficas.
INFORMACIÓN: Contestania

0 Comments:

Post a Comment