BUSCAR EN GOOGLE Y EN EL BLOG DESDE AQUÍ MISMO

Google
 
Haz click aqui  para que este blog sea tu página de inicio usando explorer

MONTAÑAS DE ALICANTE: EL CASTELAR

Es la punta de montaña de la Sierra de Mariola, que cierra el horizonte alcoyano por la parte Suroeste. Es un paraje rocoso, empinado y áspero, inmediato a los campos de Batoy, Polop y Barxell. Una vez en lo alto, no dudéis en visitar los terrenos de una vieja y abandonada cantera, de la que extraían materiales hasta bien entrado el siglo XX. Este pequeño recorrido transcurre al margen derecho del barranco de Trencacaps, donde podemos contemplar los restos de algunas edificaciones utilizadas por los trabajadores de dicha cantera además de un viejo viaducto. El paseo transcurre entre olivos, pinos y carrascas, también se puede ver algún campo cultivado que pertenecían a las Masías que hasta no hace mucho se alzaban orgullosas, siendo derruidas por el "progreso". La más antigua es una Almacera (sitio donde se hacia aceite) y la siguiente una antigua finca agrícola, conocida como él Mas del Xordans. Esta Masía tenía al igual que muchas otras una enorme balsa, las cuales se destinaban para el riego de las heredades. Desde aquí mismo tenemos a nuestra vista con una perspectiva inusual una vista panorámica y grandiosa del Castellar, el fiel e incansable vigilante del barrio de Batoy.
Seguimos nuestro paseo y llegamos a un pequeño mirador. De esta montaña se ha escrito mucho y bueno. La mayoría de historiadores están de acuerdo en que en la cima de este emblemático monte estuvo ubicado Alquy (habitado hasta bien entrado el siglo XIII), pueblo que bien pudo ser el predecesor del actual Alcoy.
En la cima (tras dejar atrás un tupido bosque de pinos), todavía podemos contemplar los restos del poblado. La vista es espectacular, a nuestros pies todo el macizo rocoso del Castellar, un lugar donde muchos alcoyanos se han iniciado y siguen practicando la escalada. La Fuente Roja, todo el Valle de Riquer, el núcleo de casas del Salt, (fortificado en el siglo XVII) la Serreta, el Puig Campana y mucho más es lo que podemos contemplar desde este maravilloso lugar.
Una vez disfrutado del entorno podemos seguir nuestro paseo, y lo haremos en dirección al barrio de Batoy que podemos ver perfectamente desde lo alto, lo mismo que en la pendiente veremos un pequeño macizo rocoso de apenas treinta metros, que asemeja a un fiel soldado haciendo su guardia, este pedrusco es llamado por algunos mayores del lugar como el Castellaret, llamándolo otros, la Corona del Castellar.
En cuanto llevemos descendiendo unos metros veremos una pequeña masa de pinos, debemos acercarnos y veremos un viejo aljibe, utilizado por los que en este lugar habitaron. A medida que descendemos nos fijaremos en las paredes extraplomadas que nos ofrece el Castellar, son de vértigo, continuamos el descenso y nos llegamos a la Corona del Castellar, y en un rápido descenso entre olivos nos situaremos de nuevo en la zona donde estuvo ubicada la Masia de Xordans; desde este lugar podemos bajar en un pequeño paseo al popular barrio de Batoy, donde con seguridad sus moradores os brindaran una cálida acogida.
INFORMACIÓN: Andarines

0 Comments:

Post a Comment