BUSCAR EN GOOGLE Y EN EL BLOG DESDE AQUÍ MISMO

Google
 
Haz click aqui  para que este blog sea tu página de inicio usando explorer

Rafael Cebrián (que otra cosa no será, pero desde luego si es un gran comunicador) dijo de ella lo siguiente en su libro "Montañas Valencianas":
“Compartida por los municipios de Benissa, Calp y Xaló (Marina Alta) en la vertiente septentrional, y Altea y Callosa d’En Sarriá (Marina Baixa) en la meridional, su cerrada muralla, coronada por una esbelta cresta caliza, es el límite físico natural entre las dos Marinas. Esta función de divisoria adquiere su realidad en el paisaje cuando contemplamos la sierra desde Altea y admiramos su soberbia barrera tendida sobre el horizonte hasta el mismo mar, alzada sin transición sobre los llanos que enmarcan la bahía de Altea. Sin collados ni pasos naturales, su posición perpendicular al litoral, con un perfil ceñido de crestones que coronan la mayor parte de su longitud, siempre fue un serio obstáculo a las comunicaciones entre una y otra parte de su alineación…”
La sierra de Bèrnia es uno de los más importantes referentes geográficos de la provincia de Alicante. Su recortada silueta configura uno de los más hermosos paisajes de la Comunidad Valenciana: la bahía de Altea, delimitada, al norte, por el “Morro de Toix” y, al sur, por la Serra Gelada. Desde la azules, limpias y transparentes aguas mediterráneas, desde l’Olla o desde el blanco caserío del casco antiguo, impone contemplar, al noroeste, la sierra de Bèrnia, que protege la bahía de Altea de los vientos fríos procedentes del interior de la Península Ibérica, contribuyendo decisivamente al magnífico microclima de estos privilegiados parajes de la Marina Baixa. La sierra de Bèrnia alcanza los 1.129 metros de altitud sobre el nivel del mar, por lo que su cumbre puede considerarse como una de las mejores atalayas de la comarca de la Marina Baixa, junto al colosal “Puig Campana” (Finestrat). Pero la emblemática sierra de Bèrnia afecta también a otros municipios próximos: Benissa, Xaló y Calp (en la comarca de la Marina Baixa) y Callosa d’En Sarrià (en la Marina Baixa, al igual que Altea). Podemos, pues, denominar a la cima de Bèrnia y, por extensión, a gran parte de la rocosa sierra, como “el Mirador de las dos Marinas”.
Por todo ello, se comprende que la Generalitat Valenciana declarara Paisaje Protegido a las sierras de Bèrnia y del Ferrer. El Consell aprobó, en febrero de 2006, la propuesta de Territorio y Vivienda, que incluía las primeras medidas para la salvaguarda de ambas sierras. Las medidas iniciales afectaban a una superficie de 1.403 hectáreas, pertenecientes a los términos municipales de Benissa y Xaló (Marina Alta). En un comunicado oficial de la mencionada conselleria, se resaltó que, además de los importantes valores paisajísticos y medioambientales, la sierra de Bèrnia tenía también trascendencia desde el punto de vista del patrimonio cultural, aludiendo, por ejemplo, al Fort de Bèrnia y a la torre de Bèrnia.
Para su visita, existen gran cantidad de rutas y accesos. Espero que nuestros expertos colaboradores en temas senderísticos (Jesús, Arturo y Francisco) nos puedan aportar sus propios recorridos ya que, por desgracia para un servidor, yo no he tenido la suerte de visitarla (o lo hice tan joven que ya no lo recuerdo). Sin embargo, hasta que llega ese momento, os propongo el más frecuente a tenor de lo encontrado por diferentes libros y divulgaciones especializadas:
Los puntos de partida se encuentran en diversos términos municipales, como el caserío de Altea la Vella (en Altea, a 85 metros de altitud), Xaló (la aldea de Casas de Bèrnia, a 631 metros de altitud), Callosa d’En Sarrià (“les Fonts de l’Algar”, a 200 metros de altitud) y Benissa (caserío de Pinos, a 384 metros de altitud). Cases de Bèrnia dista unos doce kilómetros de la población de Xaló, en la Vall de Pop, y el caserío de Pinos se encuentra también a doce kilómetros del casco urbano de Benissa. Nosotros podemos partir de Xaló, desde las Cases de Bèrnia, y pasar por la Font de Bèrnia, el Forat (a 800 metros de altitud) y el Fort de Bèrnia (a 850 metros de altitud). Desde ahí, accedemos finalmente a su cumbre, situada a 1.129 metros de altitud.
Las panorámicas que se contemplan desde la cima y desde la mayor parte de la cresta de la sierra son realmente espectaculares, ya que, en dirección al mar Mediterráneo, ningún obstáculo orográfico dificulta la visión de uno de los tramos más bellos del litoral de la Comunidad Valenciana: el comprendido entre Calpe, Altea, l’Alfàs del Pi y Benidorm.

4 Comments:

  1. arturo said...
    Hay tres rutas para andar por Bernia, a cual más bonita.

    Desde Casas de Bernia, parte dos rutas,una hacia el este por la umbria, atravesando el famoso "fortat" pasando a la cara de la solana con vistas al mar y rodeando todo Bernia, pasando por el "fort", volver al mismo sitio.Otra hacie el oeste, a traves de un collado, accedemos al "fort" y a la cumbre.
    Desde el area recrativa de el algar, con una buena subida hasta el fuerte y por último desde altea la vieja, partiendo de un camino que en la carretera de altea a callosa, antes del peaje de la autopista parte a mano derecha, subiendo directamente al fuerte.
    Juan José said...
    Sabía que darías tu opinión, maestro.
    Por ello dejé el artículo abierto a vuestros comentarios.
    Gracias como siempre
    Juan said...
    Las "gracias" llegan tarde pero llegan...

    He estado en Madrid por trabajo desde el viernes, asi que no he podido visitar vuestro estupendo blog.

    Un saludo y un "ya os contaré cuando vaya..."
    Juan José said...
    Te echábamos de menos.
    Espero que no hayas trabajado mucho: el curro es malo para el cutis.
    Gracias por seguir con nosotros... y esperemos que te atrevas a participar y nos cuentes todo lo que quieras.
    te esperamos, Juan
    Chao

Post a Comment