BUSCAR EN GOOGLE Y EN EL BLOG DESDE AQUÍ MISMO

Google
 
Haz click aqui  para que este blog sea tu página de inicio usando explorer

¿Usted quisiera vivir para siempre, o quizá hasta la madura edad de 1.000 años?
Hubo una época en la que vencer a la biología para ser inmortal era una cosa de sueños. Ahora, un cirujano plástico en el Reino Unido planea vender una droga contra la vejez. Jeka Prakash asegura que revirtió el proceso de envejecimiento al inyectarse a sí mismo y a su esposa una hormona humana de crecimiento que ha mejorado sus memorias y ha removido sus arrugas. Ahora tiene planes de abrir una clínica para ofrecer el tratamiento. Permanecer joven es una fantasía que por mucho tiempo han abrigado multimillonarios que gastan una pequeña fortuna para congelarse criogénicamente a su muerte, con la esperanza de "regresar" en el futuro, cuando la medicina haya avanzado. Y es una cosa de cuentos de hada. Historias míticas hablan de la Fuente de la Juventud, un manantial que le daba vitalidad eterna a todos los que bebían de él.
Estos son sueños. Para la mayoría de quienes nos vamos poniendo viejos, la debilidad y la obstrucción de los vasos sanguíneos, son simples hechos de la vida. Ahora, sin embargo, hay un creciente grupo de científicos y filósofos que verdaderamente cree que las fronteras biológicas se pueden empujarse para permitirle a los seres humanos vivir 200, 300, 1.000 años o incluso más. Los cánones de salud y belleza actual privilegian la longevidad. Se llaman "transhumanistas" y argumentan que ya es hora de que los humanos se liberen de las "cadenas biológicas". Quieren aprovechar los desarrollos tecnológicos, genéticos y medievales para optimizar la mente y el cuerpo para, literalmente, hacer "mejores humanos", lo cual permitiría vivir más. Una genetista de la Universidad de Cambridge, Aubrey de Grey, cree que muchas de las personas que actualmente son jóvenes, vivirán hasta los 120 años. También dijo en la conferencia que es probable que una persona que esté viva en estos momentos pueda llegar a los 1.000 años de edad. Algunos creen que los nuevos avances nos permitirán dominar a nuestra propia naturaleza y vivir cientos de años. Otros piensan que las mejoras en las expectativas de vida serán progresivas Ha habido un acalorado debate entre científicos emocionados acerca de las posibilidades de extender la vida y aquellos que piensan que la discusión necesita una dosis de perspectiva. ¿Así que cuál es la realidad? ¿Estamos a punto de sobrepasar nuestras limitaciones naturales o son cosas de ciencia ficción? ¿Y sería incluso deseable vivir más allá de lo que ya vivimos? Peter Healey, dice que hay desacuerdos entre los científicos sobre las posibilidades de la extensión de la vida. "Algunos creen que los nuevos avances nos permitirán dominar a nuestra propia naturaleza y vivir cientos de años. Otros piensan que las mejoras en las expectativas de vida serán progresivas". Señala que la expectativa de vida ha aumentado considerablemente a lo largo de la última década debido a que la salud, las condiciones sanitarias y los estándares de vida han mejorado. En 1901 los niños vivían hasta los 45 años, mientras que las niñas lo hacían hasta los 49. En la actualidad una persona con 45 años se considera joven. Para 2000 la expectativa de vida era de 75 y 80 años respectivamente. "Si los descubrimientos médicos y científicos continúan, ¿por qué las personas no podrían vivir más allá de 100 años?", se pregunta Healey. Para algunos científicos la posibilidad de vivir más de 100 años es real, mientras que la posibilidad de vivir 1.000 años o incluso más puede resultar todavía lejana.
"A través de la investigación de células madre se trata de encontrar la manera de regenerar el tejido. Por ejemplo, un ratón al que se le inyectan ciertas células puede regenerar su cola si la pierde. Habría que imaginar esta tecnología en personas heridas o en quienes tienen corazones débiles. Quizá ellos también podrían regenerar lo que necesitan". Todos estos avances son intentos de extender y mejorar el período de vida promedio. En respuesta a los críticos que argumentan que las nuevas tecnologías y los intentos de lograr que existan "mejores humanos" huele un poco a eugenesia, Healey dice que la mayoría de las cosas que se realizan ocurren en un "marco claro y moral". La búsqueda de la longevidad se evidencia en la preocupación por la salud y por vivir sanamente. Sin embargo, tratando de obtener un par de años más podemos terminar viviendo en el presente aburridos y con temor. Para mí, la pregunta clave no es por cuánto tiempo más podemos vivir, sino qué es lo que podemos lograr y cómo la sociedad puede avanzar si vivimos vidas más largas y más saludables.

0 Comments:

Post a Comment