BUSCAR EN GOOGLE Y EN EL BLOG DESDE AQUÍ MISMO

Google
 
Haz click aqui  para que este blog sea tu página de inicio usando explorer

Quizás haya alguien todavía que lea estas líneas y no haya oído hablar de El Castellet de la Murta y el Oro dels Moros... pero supongo que serán los menos.
Hoy la zona del Castellet está catalogada como Yacimiento Arqueológico, donde se han encontrado fragmentos de al menos 3 épocas diferentes:
1-Terra Sigilata (cerámica romana)
2-Epoca musulmana.
3-Diente de hoz de sílex y dos fragmentos de molinos, de épocas posteriores
A pie de campo se aprecia lo que fue un poblado, y en la cumbre, un trozo de muro de piedra
Pues bien, existió una leyenda que hacía referencia al Castellet de la Murta.
La leyenda hablaba de la existencia de un tesoro guardado durante años por los habitantes del Agost musulmán. A veces es difícil de creer, pensando que su economía era autosuficiente (basada en el cultivo de olivos, almendro, vid y cereal) pero para los más románticos siempre es algo que estará ahí.
También decía la leyenda que la “Cova de San Martí” se unía con la Murta, existiendo un pasadizo... que hoy en día no existe.
El Castellet de la Murta es un desnivel en el terreno, hueco por dentro, con pequeñas fisuras por las que emerge aire caliente en invierno y aire fresco en verano. Lleno de cuevas ocultas, una de ellas tiene una Sima de 40 metros de profundidad (dato del Grupo Ilicitano de Montaña)
La leyenda siempre existió, y a finales del siglo XIX, alguien encontró un mapa con un tesoro. Allí se describía unas montañas cuya topografía coincidía con las de Agost y que hablaba de un tesoro musulmán de monedas de oro. Según la tradición, durante la reconquista los musulmanes arrojaron todas sus pertenencias para que no cayeran en manos de las huestes cristianas.
Quizás una creencia, un romanticismo, una esperanza, o simplemente las ganas de algo mejor... pero se creó una asociación para cavar una galería en la Sima.
Sin embargo, la empresa se abandonó sin llegar a resultado alguno.
Hoy en el lugar podemos encontrar dicha galería... pero nada más.
La montaña está ahí, los restos cerámicos de asentamientos también, la leyenda, las cuevas accesibles en cierta manera, la sima…pero ¿y el tesoro?
Mucha gente presume de haberle gustado toda esta historia que envuelve a Agost.
Y es maravilloso, porque pertenece a la historia y la cultura de nuestro entorno natural.

2 Comments:

  1. Anónimo said...
    El meu besavi va formar part de l'associació que va excavar a la Murta. La llàstima és que , de moment, encara no he trobat cap paper que faça menció a l'associació en sí i qui eren els que la composaven. El fet és que van invertir els seus diners, que segurament no en serien molts, en aquesta empresa i van ver una cova artificial am pico i pala i dinamita.
    El meu avi em contá que a son pare li van ensenyar el plànol a Orà (actualment a Argèlia). Com que els agosters anaven allí a vendre ceràmica tots els que ho vegeren formaren aquella unió per a buscar el "tresor del moros".
    Jesús said...
    ara toca als nets d´aquells homes seguir buscant el tresor, encara que sapiguem que no el trobarem, mantindre les tradicions, les rondalles i la nostra cultura per a que els nostres nets ho conegan

Post a Comment